Ciclo contable

¿Qué es el ciclo contable?

El ciclo contable es un proceso colectivo de identificación, análisis y registro de los hechos contables de una empresa. Es un proceso estándar de 8 pasos que comienza cuando se produce una transacción y termina con su inclusión en los estados financieros.

Los pasos clave del ciclo contable de ocho pasos incluyen el registro de asientos en el diario, la contabilización en el libro mayor, el cálculo de balances de comprobación, la realización de asientos de ajuste y la creación de estados financieros.

CONCEPTOS CLAVE

  • El ciclo contable es un proceso diseñado para facilitar a los empresarios la contabilidad financiera de sus actividades.
  • El primer paso del ciclo contable de ocho pasos consiste en registrar las transacciones mediante asientos en el diario, y termina con el octavo paso de cerrar los libros tras preparar los estados financieros.
  • El ciclo contable suele comprender un año u otro período contable.
  • En la actualidad, los programas informáticos de contabilidad automatizan en su mayor parte el ciclo contable.

Cómo funciona el ciclo contable

El ciclo contable es un conjunto metódico de reglas para garantizar la exactitud y la conformidad de los estados financieros. Los sistemas contables informatizados y el proceso uniforme del ciclo contable han contribuido a reducir los errores matemáticos. Hoy en día, la mayoría de los programas informáticos automatizan completamente el ciclo contable, lo que se traduce en un menor esfuerzo humano y en los errores asociados al procesamiento manual.

Etapas del Ciclo Contable

El ciclo contable consta de ocho pasos.

  1. Identificar las transacciones: Una organización comienza su ciclo contable con la identificación de las transacciones que componen un evento contable. Puede tratarse de una venta, un reembolso, un pago a un proveedor, etc.
  2. Registrar las transacciones en un diario: A continuación, se registran las transacciones mediante asientos en el diario. Los asientos se basan en la recepción de una factura, el reconocimiento de una venta o la realización de otros hechos económicos.
  3. Contabilización: Una vez que una transacción se registra como un asiento, debe contabilizarse en una cuenta del libro mayor. El libro mayor proporciona un desglose de todas las actividades contables por cuenta.
  4. Balance de comprobación no ajustado: Después de que la empresa contabilice los asientos en las cuentas individuales del libro mayor, se prepara un balance de comprobación no ajustado. El balance de sumas y saldos garantiza que el total de débitos sea igual al total de créditos en los registros financieros.
  5. Hoja de cálculo: El análisis de una hoja de trabajo y la identificación de los asientos de ajuste constituyen el quinto paso del ciclo. Se crea una hoja de trabajo y se utiliza para garantizar que los débitos y los créditos sean iguales. Si hay discrepancias, habrá que hacer ajustes.
  6. Ajuste de los asientos: Al final del periodo, se realizan los asientos de ajuste. Estos son el resultado de las correcciones realizadas en la hoja de trabajo y los resultados del paso del tiempo. Por ejemplo, un asiento de ajuste puede devengar ingresos por intereses que se han ganado en base al paso del tiempo.
  7. Estados financieros: Tras la contabilización de los asientos de ajuste, la empresa prepara un balance de comprobación ajustado, seguido de los estados financieros reales formalizados.
  8. Cierre de los libros: Una entidad finaliza las cuentas temporales, los ingresos y los gastos, al final del período, utilizando asientos de cierre. Estos asientos de cierre incluyen la transferencia de los ingresos netos a los beneficios retenidos. Por último, una empresa prepara el balance de comprobación posterior al cierre para asegurarse de que los débitos y los créditos coinciden y el ciclo puede comenzar de nuevo.

Calendario del ciclo contable

El ciclo contable se inicia y se completa dentro de un período contable, el tiempo en el que se preparan los estados financieros. Los periodos contables varían y dependen de diferentes factores; sin embargo, el tipo de periodo contable más común es el anual. Durante el ciclo contable, se producen y registran muchas transacciones.

Al final del año, generalmente se preparan los estados financieros, que a menudo son exigidos por la normativa. Las entidades públicas están obligadas a presentar estados financieros en determinadas fechas. Por lo tanto, su ciclo contable gira en torno a las fechas de exigencia de los informes.

El ciclo contable frente al ciclo presupuestario

El ciclo contable es diferente al ciclo presupuestario. El ciclo contable se centra en los acontecimientos históricos y garantiza que las transacciones financieras realizadas se comuniquen correctamente. En cambio, el ciclo presupuestario se refiere al rendimiento operativo futuro y a la planificación de las transacciones futuras. El ciclo contable ayuda a producir información para los usuarios externos, mientras que el ciclo presupuestario se utiliza principalmente para fines de gestión interna.