Ecuación Contable

¿Qué es la ecuación contable?

La ecuación contable establece que el activo total de una empresa es igual a la suma de su pasivo y sus fondos propios.

Esta sencilla cifra en el balance de una empresa se considera la base del sistema de contabilidad por partida doble. La ecuación contable garantiza que el balance se mantenga equilibrado. Es decir, cada asiento realizado en el debe tiene su correspondiente asiento (o cobertura) en el haber.

La ecuación contable también se denomina ecuación contable básica o ecuación del balance.

CONCEPTOS CLAVE

  • La ecuación contable se considera la base del sistema de contabilidad por partida doble.
  • La ecuación contable muestra en el balance de una empresa que el total de los activos de la empresa es igual a la suma de los pasivos y los fondos propios de la empresa.
  • Los activos representan los recursos valiosos que controla la empresa. El pasivo representa sus obligaciones.
  • Tanto el pasivo como los fondos propios representan la forma en que se financian los activos de una empresa.
  • La financiación mediante deuda aparece en el pasivo, mientras que la financiación mediante la emisión de acciones aparece en los fondos propios.

Entender la ecuación contable

La situación financiera de cualquier empresa, grande o pequeña, se basa en dos componentes clave del balance: el activo y el pasivo. Los fondos propios, o patrimonio de los accionistas, son la tercera sección del balance.

La ecuación contable es una representación de cómo estos tres importantes componentes están asociados entre sí.

Los activos representan los recursos valiosos que controla la empresa, mientras que los pasivos representan sus obligaciones. Tanto el pasivo como los fondos propios representan cómo se financian los activos de una empresa. Si se financia mediante deuda, aparecerá como pasivo, pero si se financia mediante la emisión de acciones a los inversores, aparecerá en los fondos propios.

La ecuación contable ayuda a evaluar si las transacciones comerciales realizadas por la empresa se reflejan correctamente en sus libros y cuentas. A continuación se presentan ejemplos de partidas que figuran en el balance.

Activos

Los activos incluyen el efectivo y los equivalentes de efectivo o los activos líquidos, que pueden incluir letras del Tesoro y certificados de depósito.

Las cuentas por cobrar recogen las cantidades de dinero que los clientes deben a la empresa por la venta de sus productos.

Las existencias también se consideran un activo.

Pasivo

El pasivo son las deudas que tiene una empresa y los costes que debe pagar para que la empresa siga funcionando.

La deuda es un pasivo, ya sea un préstamo a largo plazo o una factura que debe pagarse.

Los costes incluyen el alquiler, los impuestos, los servicios públicos, los sueldos, los salarios y los dividendos a pagar.

Fondos propios

El número de fondos propios es el total de activos de una empresa menos el total de pasivos.

Puede definirse como el número total de dólares que le quedaría a una empresa si liquidara todos sus activos y pagara todos sus pasivos. Esto se distribuiría a los accionistas.

Los beneficios retenidos forman parte de los fondos propios. Esta cifra es la suma de los beneficios totales que no se han pagado a los accionistas en forma de dividendos.

Piense en los beneficios retenidos como si fueran ahorros, ya que representan el total de los beneficios que se han ahorrado y reservado (o «retenido») para su uso futuro.

Fórmula y cálculo de la ecuación contable

Activo = (Pasivo + Patrimonio neto)

El balance contiene los elementos que contribuyen a la ecuación contable:

  1. Localiza el total de activos de la empresa en el balance del periodo.
  2. Suma todos los pasivos, que deben figurar por separado en el balance.
  3. Localice el total de los fondos propios y sume la cifra al total del pasivo.
  4. El total de activos será igual a la suma de los pasivos y el total de fondos propios.

Como ejemplo, digamos que el principal minorista XYZ Corporation informó de lo siguiente en su balance para su último año fiscal completo:

  • Activos totales: 170.000 millones de dólares
  • Pasivo total: 120.000 millones de dólares
  • Total de fondos propios: 50.000 millones de dólares

Si calculamos el lado derecho de la ecuación contable (fondos propios + pasivo), llegamos a (50.000 millones de dólares + 120.000 millones de dólares) = 170.000 millones de dólares, que coincide con el valor de los activos declarados por la empresa.

Acerca del sistema de doble entrada

La ecuación contable es una expresión concisa de la representación compleja, ampliada y con múltiples elementos de un balance.

Esencialmente, la representación equipara todos los usos del capital (activos) con todas las fuentes de capital, donde el capital de la deuda lleva al pasivo y el capital social lleva a los fondos propios.

Para una empresa que lleve una contabilidad precisa, cada transacción comercial estará representada en al menos dos de sus cuentas. Por ejemplo, si una empresa pide un préstamo a un banco, el dinero prestado se reflejará en su balance como un aumento del activo de la empresa y un aumento del pasivo del préstamo.

Si una empresa compra materias primas y las paga en efectivo, se producirá un aumento de las existencias de la empresa (un activo) y una reducción del capital en efectivo (otro activo). Dado que hay dos o más cuentas afectadas por cada transacción realizada por una empresa, el sistema contable se denomina contabilidad de doble entrada.

La práctica de la doble contabilidad garantiza que la ecuación contable siempre se mantenga equilibrada, lo que significa que el valor del lado izquierdo de la ecuación siempre coincidirá con el valor del lado derecho.

En otras palabras, el importe total de todos los activos siempre será igual a la suma de los pasivos y los fondos propios.

La adhesión global al sistema de contabilidad por partida doble hace que los procesos de contabilidad y recuento estén más estandarizados y sean más infalibles.

La ecuación contable garantiza que todas las entradas en los libros y registros sean verificadas, y que exista una relación verificable entre cada pasivo (o gasto) y su correspondiente fuente; o entre cada partida de ingresos (o activo) y su fuente.

Límites de la ecuación contable

Aunque el balance siempre se equilibra, la ecuación contable no puede decir a los inversores lo bien que funciona una empresa. Los inversores deben interpretar las cifras y decidir por sí mismos si la empresa tiene demasiados o muy pocos pasivos, no tiene suficientes activos, o quizás demasiados, o si su financiación es suficiente para garantizar su crecimiento a largo plazo.

Preguntas Frecuentes sobre la Ecuación Contable

¿Por qué es importante la ecuación contable?

La ecuación contable refleja la relación entre los tres componentes de un balance: el activo, el pasivo y el patrimonio neto. En igualdad de condiciones, el patrimonio neto de una empresa aumentará cuando aumenten sus activos, y viceversa. Si se añaden pasivos, el patrimonio neto disminuirá, mientras que si se reducen los pasivos -por ejemplo, pagando la deuda-, el patrimonio neto aumentará. Estos conceptos básicos son esenciales para los métodos contables modernos.

¿Cuáles son los tres elementos de la ecuación contable?

Los tres elementos de la ecuación contable son el activo, el pasivo y los fondos propios. La fórmula es sencilla: El activo total de una empresa es igual a su pasivo más sus fondos propios. El sistema de contabilidad por partida doble, que se ha adoptado en todo el mundo, está diseñado para reflejar con exactitud el total de activos de una empresa.

¿Qué es un activo en la ecuación contable?

Un activo es cualquier cosa con valor económico que una empresa controla y que puede utilizarse en beneficio del negocio ahora o en el futuro. Incluyen activos fijos, como edificios y plantas. Pueden incluir activos financieros, como las inversiones en acciones y bonos. También pueden ser activos intangibles como las patentes, las marcas comerciales y el fondo de comercio.

¿Qué es un pasivo en la ecuación contable?

El pasivo de una empresa incluye todas las deudas que ha contraído. Pueden ser préstamos, cuentas por pagar, hipotecas, ingresos diferidos, emisiones de bonos, garantías y gastos acumulados.

¿Qué son los fondos propios en la ecuación contable?

Los fondos propios son el valor total de la empresa expresado en dólares. Dicho de otro modo, es la cantidad que quedaría si la empresa liquidara todos sus activos y pagara todas sus deudas. El resto son los fondos propios de los accionistas, que les serían devueltos.