Saldo de una Cuenta

¿Qué es el saldo de una cuenta?

El saldo de una cuenta es la cantidad de dinero presente en un depósito financiero, como una cuenta de ahorros o corriente, en un momento dado. El saldo de la cuenta es siempre la cantidad neta después de tener en cuenta todos los débitos y créditos. Un saldo de cuenta que cae por debajo de cero representa una deuda neta, por ejemplo, cuando hay un sobregiro en una cuenta corriente. En el caso de las cuentas financieras que tienen facturas recurrentes, como la factura de la luz o la hipoteca, el saldo de la cuenta también puede reflejar una cantidad adeudada.

CONCEPTOS CLAVE

  • El saldo de una cuenta representa los fondos disponibles, o el valor actual de la cuenta, de una cuenta financiera concreta, como una cuenta corriente, de ahorro o de inversión.
  • Las instituciones financieras facilitan el valor actual de los saldos de las cuentas en los extractos en papel, así como a través de recursos en línea.
  • Los saldos de las cuentas de inversión con activos de riesgo pueden cambiar considerablemente a lo largo del día.
  • Un saldo de cuenta negativo indica una deuda neta.

Cómo entender el saldo de una cuenta

El saldo de su cuenta muestra el total de sus activos menos el total de sus obligaciones. A veces se puede denominar patrimonio neto o riqueza total, porque resta las deudas u obligaciones de las sumas positivas. En el caso de cuentas específicas en una institución financiera, como una cuenta corriente o una cuenta de corretaje, el saldo de su cuenta reflejará la suma actual de fondos o el valor de esa cuenta. En el caso de las inversiones u otros activos de riesgo, el saldo de su cuenta tenderá a cambiar a lo largo del tiempo a medida que los precios de los valores suban y bajen en el mercado.

Muchas otras cuentas financieras también tienen un saldo de cuenta. Todo, desde una factura de servicios públicos hasta una cuenta hipotecaria, debe mostrarle el saldo de la cuenta. En el caso de las cuentas financieras que tienen facturas recurrentes, como la del agua, el saldo de la cuenta suele mostrar la cantidad que se debe. El saldo de una cuenta también puede referirse a la cantidad total de dinero que debes a un tercero, como una compañía de tarjetas de crédito, una empresa de servicios públicos, un banco hipotecario u otro tipo de prestamista o acreedor.

En el ámbito bancario, el saldo de la cuenta es la cantidad de dinero que tiene disponible en su cuenta corriente o de ahorro. El saldo de su cuenta es la cantidad neta de la que dispone después de que todos los depósitos y créditos se hayan equilibrado con cualquier cargo o débito. A veces, el saldo de su cuenta no refleja la representación más exacta de sus fondos disponibles, debido a las transacciones pendientes o a los cheques que no han sido procesados.

¡ATENCIÓN!

El saldo declarado de su cuenta bancaria puede ser engañoso si, por ejemplo, un cheque que ha emitido aún no ha sido compensado por el banco o si una transacción pendiente aún no se ha realizado.

Ejemplos de saldos de cuentas

En el caso de una tarjeta de crédito, puede haber realizado varias compras de 100, 50 y 25 dólares y haber devuelto otro artículo que cuesta 10 dólares. El saldo de la cuenta incluye las compras realizadas, que suman 175 $, pero también el artículo devuelto por 10 $. El neto de los cargos y los abonos es de 165 $, es decir, 175 $ menos 10 $, y esa cantidad es el saldo de la cuenta.

En el caso de una cuenta corriente, si su saldo inicial es de 500 dólares, y usted recibe un cheque por 1.500 dólares y también extiende un cheque o programa un pago automático por 750 dólares, entonces el saldo de su cuenta podría mostrar 2.000 dólares inmediatamente, dependiendo del establecimiento bancario. Sin embargo, el verdadero saldo de la cuenta es de 1.250 dólares. Es importante hacer un seguimiento de los saldos de la cuenta registrando cada crédito y débito y luego conciliando el saldo calculado con el saldo del estado de cuenta del banco cada mes.

Saldo de cuenta frente a crédito disponible

En el caso de las tarjetas de crédito, los saldos de las cuentas son el importe total de la deuda al inicio de la fecha del extracto. El saldo de la cuenta de una tarjeta de crédito también incluye cualquier deuda arrastrada de meses anteriores, que puede haber acumulado cargos por intereses. El crédito disponible es el término que se utiliza junto con el saldo de la cuenta para indicar la cantidad de la línea de crédito que le queda para gastar.

En algunas cuentas bancarias, los depósitos pueden no liquidarse total o parcialmente de forma inmediata, tardando hasta unos días hábiles en aparecer en su cuenta. En tales situaciones, el banco suele indicarle el saldo disponible actual junto con el importe no disponible que está a la espera de ser liquidado.