Liquidez de los ETFs

En el caso de las acciones individuales, la liquidez tiene que ver con el volumen de negociación. En el caso de los ETF, hay que tener en cuenta algo más.

Los ETF tienen dos niveles de liquidez: la liquidez de los valores subyacentes, es decir, el mercado primario, y la liquidez disponible en el mercado secundario. Aunque los factores que determinan la liquidez no son los mismos en el mercado primario y en el secundario, ambos contribuyen a garantizar la negociación ordenada de los ETF.

A grandes rasgos, la liquidez en el mercado primario está vinculada al valor de los valores subyacentes de los ETF, mientras que en el mercado secundario está relacionada con el valor de las acciones del ETF negociadas.

Liquidez en el mercado primario

Una de las principales características de los ETF es que la oferta de acciones es flexible. Es decir, se pueden «crear» o «reembolsar» acciones para compensar los cambios en la demanda. La creación y el reembolso de los ETF se ven favorecidos por la liquidez de la cartera de valores subyacente de un ETF.

En el mercado primario, un tipo específico de entidad conocida como «participante autorizado» (PA) puede modificar la oferta de acciones de ETF disponibles. El PA puede descargar una gran cesta de acciones (es decir, reembolsar) o adquirir una gran cesta de acciones (es decir, crear) directamente del emisor del ETF. Normalmente, el PA opera en el mercado primario para cubrir los desequilibrios de la oferta y la demanda que se producen en el mercado secundario. En última instancia, el mercado primario contribuye a proporcionar liquidez adicional en el mercado secundario.

Liquidez en el mercado secundario

La mayoría de las órdenes de ETF se introducen electrónicamente y se ejecutan en el mercado secundario, donde se publican los precios de compra y venta a los que los participantes en el mercado están dispuestos a comprar o vender las acciones del ETF. La liquidez del mercado secundario viene determinada principalmente por el volumen de acciones del ETF negociadas.

Para evaluar la liquidez del mercado secundario, siga un ETF a diferentes horas del día, durante varios periodos de tiempo, y observe cómo se ve afectado por el entorno del mercado. Algunos de los datos estadísticos en los que puede centrarse son los diferenciales medios entre oferta y demanda, el volumen medio de negociación y las primas o descuentos (es decir, ¿se negocia el ETF cerca de su valor liquidativo?).

Evaluación de la liquidez del ETF

La mayoría de los inversores se limitan a observar la liquidez del mercado secundario. Sin embargo, la clave es que tanto la liquidez del mercado primario como la del mercado secundario desempeñan un papel a la hora de ofrecer una imagen completa de la liquidez de los ETF.

Aunque los inversores no institucionales tienden a negociar en el mercado secundario, los inversores minoristas y los asesores pueden beneficiarse tanto de la liquidez del mercado primario como del secundario. He aquí un ejemplo: Si un inversor de alto poder adquisitivo realiza una operación de decenas de miles de acciones, es probable que obtenga liquidez a través del mercado primario, ya que un PA satisface esa demanda de liquidez.

Saber más sobre la liquidez en los mercados primario y secundario puede ayudarle a evaluar los ETF de forma más estratégica.